Pero para ir de Miraflores a Lima había sin embargo otras posibilidades: El Expreso por la Avenida Arequipa,
el Tacna-Trípoli y los colectivos... pero eso es tema de un nuevo:  
"Recuerdo para nuestros nietos"
Pero para ir de Miraflores a Lima había sin embargo otras posibilidades: El Expreso por la Avenida Arequipa,
el Tacna-Trípoli y los colectivos... pero eso es tema de un nuevo:  
"Recuerdo para nuestros nietos"
Sección
Recuerdos para nuestros nietos
Envíanos alguno de los tuyos.... Gracias !
Este era el tranvía a La Punta que pasaba
frente al colegio de la Inmaculada
Un recuerdo de Adolfo Pardo
Desde que yo tuve 9 años hasta que cumplí como
12 ó 13, vivíamos en la calle Reducto en Miraflores,
frente a nuestra casa pasaba el tranvía que iba de
Lima a Chorrillos. De hecho cuando pasaba
delante de la casa hacía bastante ruido y alguna
vibración a pesar de que ya estaba frenando.

En la esquina, a la altura de Benavides, había un
paradero que nosotros usábamos para ir a Lima o
a veces a la playa.

Algunos tranvías se llamaban 'acoplados'
porque eran dos vagones que viajaban juntos,
enganchados y no se podía pasar de uno a otro
porque no tenían comunicación entre ellos.

Existía el verbo 'gorrear', seguramente vino de
España por eso de 'viajar de gorra'.

Gorrear era una costumbre muy usada por los
hombres (yo nunca vi gorrear a una mujer)
jóvenes y algunos niños.
Un tranvía en el centro de Lima con gente 'gorreando'
Pero no se trataba de lograr viajar sin pagar así como así, engañando al conductor o teniendo un boleto falso, NO. Se trataba de ir literalmente colgando por fuera del
tranvía agarrado de las barandas de las puertas. Al llegar a los paraderos, Benavides, Ricardo Palma, Marsano etc. había que descolgarse, caminar por el paradero, dejar
subir y bajar a los pasajeros y cuando volvía a arrancar con un bullicioso tirón, colgarse otra vez. Mira la foto arriba !

Yo nunca vi a nadie prohibirlo, los que gorreábamos, gorreábamos impunemente.

Las monedas eran doradas. Los Soles eran enormes y había monedas de 50 centavos llamados 'mediosoles', monedas de 20 centavos llamadas 'pesetas',  
'reales' las de 10 y 'medios' las de 5, además de los 'gordos' de 2 centavos y hasta unas pequeñitas de 1 centavo.
No recuerdo cuánto costaba el
tranvía para ir a Lima hacia 1952 ó 1953,
pero yo iba, por encargo de mamá al
centro a comprar una libra
de mantequilla que costaba 10 Soles,
por lo menos eso es lo que recuerdo.


Y cuando iba a Lima usaba el
tranvía hasta cerca de la Plaza
San Martín, caminaba hasta
la tienda y regresaba a mi casa
con el paquete de mantequilla.


Creo que la vida era más segura
en aquel entonces, no solamente
no había televisión,  tampoco
el cine era en colores. Yo iba los
domingos en el tranvía hasta la
avenida Primavera y de ahí
caminando hasta el cine
Primavera a ver 'La Serial'


Recuerdo hasta hoy una película
que vi en ese cine, se llamaba
'El Enigma de otro Mundo'
Poner una peseta en los rieles y recogerla cuando el tranvía
había pasado, era increíble, estaba totalmente aplastada,
un poco alargada y no servía para nada, ni siquiera
para hacer un 'run run' porque no quedaban redondas.

Por cierto poco a poco las monedas de un Sol empezaron a
desaparecer porque, abriéndoles un hueco en el centro, las
convertían en 'guachas' o arandelas que salían
costando más barato que un Sol.

El valor del Dólar era desconocido para la gente de a pie,
(pienso que teníamos otras preocupaciones), no sé cuántos Soles
te darían por un Dólar, pero no serían muchos,

un Sol era un Sol.

Recuerdo que en Miraflores había un cine llamado Excelsior,
la 'cazuela' costaba S/.1.05 y había pulgas...