Sección
Recuerdos para nuestros nietos
Envíanos alguno de los tuyos.... Gracias !
No debe ser fácil para ti, que has nacido viendo los teléfonos celulares (que hasta te permiten ver
televisión a colores en ellos), que manejas las computadoras mejor que muchos abuelos, que puedes mandar y recibir
mensajes, fotos, música y hasta pequeñas películas,  en cuestión de segundos, que ves a sus padres reservar viajes,
hoteles y tours por internet sin moverse de su casa...

No debe ser fácil, te decía, imaginar que cuando tus abuelos estaban en el colegio a los 15 o más años, no existía nada
de eso, ni siquiera el cine a color. En esos tiempos para comunicarse, también internacionalmente, en las oficinas grandes
se usaba el TELEX, era una necesidad y una símbolo de prestigio poder poner en las tarjetas de visita un número de
TELEX y enviar y recibir mensajes por esta vía.

Te estarás preguntando qué era el dichoso TELEX. Te voy a explicar:
EL TELEX
Esta era una típica máquina de TELEX. La secretaria especializada, no todas
lo eran, recibía el dictado de su jefe y lo transcribía a esta míquina, al hacerlo
la máquina producía una cinta de papel que salía con huequitos...
si el mensaje era largo la cinta hasta podía medir varios metros.

A la izquierda y a la derecha de la mquina ves unos canalitos... por ahí entraba
y salía la cinta.  La máquina 'leía los huequitos' y enviaba el mensaje.

La otra oficina en el extranjero, una vez conectada, recibía el mensaje
y lo convertía en otra cinta perforada.

Luego esa cinta era leída por la otra máquina y se imprimía
el mensaje en un papel especial, que venía también en rollos.
Este es un pedazo de esta cinta de papel, los huequitos
significaban letras, cifras y signos de puntuación.

Las máquinas los transcribían y los convertían en
mensajes en papel que todos podían leer
Este es un típico mensaje que ha sido recibido por
TELEX... todavía en 1988, como verás en la fecha, se
usaba (cada vez menos) el TELEX.  

Luego fue reemplazado por el FAX que mandaba
los textos sin necesidad de la cinta perforada.
Un recuerdo de Adolfo Pardo
 
 
Hoy ya no se usa el TELEX y cada vez menos el FAX... Internet es mucho
más rápido, mucho más exacto, a colores y mucho más barato...

Acá ves un moderno aparato de FAX, pero... ¿por cuánto tiempo más?

¿Qué te imaginas que vendrá después?