CANCIÓN INFANTIL
MI NIÑO

Canta canta mi niÑo
Canta canta conmigo
Mira que es muy bonito
Jugar siempre contigo.

Cuando estás dormidito
Yo siempre te admiro
Aunque eres chiquito
Tú eres mi lucerito.

Canta canta conmigo
Canta canta mi niño
Somos grandes amigos
Y te quiero como a ninguno.

Un día que tú crezcas
Canta canta conmigo
Para aprender siempre cosas
Y me tengas siempre contigo.

Canta canta mi niño
Ven canta conmigo
Mira que es muy bonito
Tenerte siempre conmigo

      
Salvador López Leal
HOY

Hoy dime que me quieres
hoy dime que me extrañas
hoy dime cuanto me amas
hoy dame tus caricias.

Hoy dame tu cariño
hoy dame tus abrazos
hoy dame tus palabras
hoy dime que me quieres.

Hoy quiero estar mirándote
hoy quiero sonreírte
hoy quiero estar contigo
hoy entrégame tus besos.

Hoy siento tu calor
hoy siento el aliento de tus labios
hoy siento tu presencia
hoy sométeme a tu encanto.

Hoy amo tu ternura
hoy amo tus palabras
hoy amo tu existencia
hoy por siempre siento que te amo.

      Salvador López Leal
QUIEN SOY

¿Quién soy en este mundo?
¿Dónde me encuentro hoy?
¿Qué habrá más allá de la muerte,
Más allá del horizonte de mi existencia?

No lo sé,
No lo adivino
No lo intuyo.
Sin embargo, constantemente pienso,
Reflexiono y concluyo
Que sólo reconozco lo que veo,
Lo que existe,
Lo que toco.

En esto tengo razón,
Es la vida:
Porque soy un ser vivo,
Porque observo,
Porque siento y descubro.

¿Quién soy en este mundo?
Soy un ser igual que tú,
Un ser más en esta tierra:
Que canta,
Que llora,
Que sonríe,
Que vive la vida.

¿Quién soy en este mundo?
Soy el responsable de mi vida
Y por naturaleza de mi muerte.

¿Quién seré en el otro mundo?
Lo ignoro, no lo conozco.
No sé si existe.

       
Salvador López Leal
AMOR Y MENTIRA

Amor triste y apasionado
Inerte lleno de amargura
Porqué no me diste tu amor
Con pasión desmedida..

Tú que fuiste apasionada
Llena de una inmensa alegría
Hoy porque tus gestos y caricias
Las entregas con amarga hipocresía.

Yo que soy tu esclavo
Fiel a tu encanto idolatrado
¿Por qué tanta indiferencia
cuando estoy apasionadamente a tu lado?.

Desgraciada es mi vida
Por enrredarme en tus mentiras
Más no podré soportarte
Durante lo que me queda de vida.

Feliz me encontraré después
Al encontrar a la mujer de mis sueños,
Ella me amaró tanto
Como tú me amaste algún día.

Has quedado en la historia
Encerrada, inerte en mi memoria
Y yo con la experiencia
He encontrado a la mujer más bella.


        Salvador López Leal
PALABRA Y VALOR

Sí, la palabra mata.
Es el veneno que fluye
de adentro hacia fuera
de nosotros, de mí, de ti, de todos.

Sí, la palabra mata
tu esperanza, tu confianza, tu alegría,
tu motivación, tus ilusiones.
Sólo una palabra basta
para sentir el vacío dentro de ti
y el incentivo necesario
para llorar, para estar triste
para que el día se torne gris.

Sólo una palabra basta para destruir
tus ideales, tu filosofía, tus sueños.
Una simple palabra
duele más que un puñal
en tu corazón, por que daña
tu alma, tu sensibilidad interna,
tu bondad humana.

Sí, la palabra mata.
Es el peor acecino que fluye
de la envidia, de la codicia
de la brutalidad humana.

La palabra lo es todo.
Por ella te conozco
me conoces, nos conocemos.
Sin ella desapareces, no existes.

Por la palabra.
Fortalecemos todo lo que
por su peso destruye.
nos da la fuerza y la esperanza
de levantarnos, de luchar,
de ganar con dignidad y,
de perder para aprender.

La palabra nos enseña
a descubrir nuestra fortaleza,
nutre nuestra esperanza,
nuestros sueños.
Nos hace fuertes para seguir
luchando en un mundo
dónde mutuamente seremos criticados.



El conocer mis virtudes y mis defectos
me dan mayor oportunidad de comprender
a los demas y de aprender de ellos
para ser mejor persona


              Salvador López Leal
PALABRAS AL AIRE

Amanecer sólo en la inmensidad del recuerdo
Es encontrarse a sí mismo en la soledad
Y reflexionar sobre quién soy, qué hago aquí
De dónde provengo.

La soledad no es sólo estar sin la presencia de otro
Es estar contigo mismo y preguntarte
¿Quién dirige mi vida?
¿Quién me hará feliz en este mundo?.
Y tú solo te contestarás
El sentido de la vida se encuentra a través de los años
Y sólo cuando tienes muchos. Entonces,
te reencuentras y comprendes totalmente a los demás
Y cuando mueres pocos te recuerdan y pasas al olvido.

                                    Salvador López Leal
Siete poesías de
Salvador López Leal
slopez@crefal.edu.mx
JUNTOS

Amo el universo, sus estrellas,
sus galaxias y meteoritos.

Amo la Tierra, su clima y naturaleza.
Amo las plantas y las flores del jardín.
Amo la luz del sol que día a día
nos cubre con su calido manto.

Amo la noche por su silencio,
amo la noche por la alegría que invade
a las aves nocturnas e incita a su canto alegre y
armónico.

Pero tambien te amo a ti,
amo tu don de ser mujer
por tu ternura, por tu belleza.

Te amo por darme tres estrellas
que son nuestra esperanza,
nuestra decendencia en el futuro,
te amo por permitirme ser tu amigo
por ser juntos la pareja que lucha.

En fin, te amo porque en ti
Encontre la ternura y el amor verdadero.
Te amo por ser mi amiga y mi esposa.


                       
 Salvador López Leal
                         La Borrega
LA VIDA ES UN CUENTO


Cuando yo nací creo no haber dormido en una cuna, mi madre me explica que nuestra cama era de madera y
en vez de colchones teníamos petates elaborados de tule, planta que crece en las orillas de lagos., eso me dijo
cuando tenia 5 años, en esa edad para mí todo era felicidad, jugar al trompo, a las fichas, a los carritos de caña
hechos con mis propias manos y las escondidillas, pero lo que mas recuerdo de ello, son las diferentes aventuras
que viví con mi amigo Jorge Luis a quien conocíamos como el Gus. Él fue mi vecino quien se convirtió también
en mi mejor amigo, la primera ves que jugamos fue exactamente bajo la lluvia.

En mi pueblo, una pequeña comunidad donde todo mundo se conoce, donde todo mundo sabe lo que haces,
donde todo mundo se da cuenta cuando el papá le dio su monda a su hijo, donde todo es transparente como el
agua, nosotros nos encontrábamos bajo la lluvia y por diversión se acostumbra a construir presas con lodo
sobre la calle para retener la corriente. Desde entonces los juegos marcaron un rombo determinante entre
nosotros, el reto fue ver quien hacia la presa más grande desde entonces toda actividad que realizábamos
juntos se convirtió en un reto en una competencia.

Por fortuna el destino nos unió aun más, fuimos vecinos y en la escuela pasamos los seis años de la primaria
siempre en el mismo salón. Nuestra convivencia siempre fue de constante reto, de ver y demostrar quien
era el mejor en todo, pero lo curioso es que nunca nos agredimos, nunca llegamos a los golpes y mutuamente
nos defendíamos de los demás. Pero ahora que lo pienso, al escribir este relato, creo fuimos los mejores amigos
competitivos imponiendo nuestro respeto, tolerancia sin que nadie nos lo enseñara.

Independientemente de la pobreza de nuestras familias, nosotros éramos muy felices inventábamos todo tipo de
cosas, desde ver quien mataba mas lagartijas con nuestras resorteras, hasta construir casas con ramas en el
monte y en su interior contar cuentos de terror.

Hay particularmente un antecedente en nuestras vidas del cual estoy seguro el se acuerda tan bien como yo.
Al terminar la primaria cada quien tomo rumbos diferentes y en el bachillerato el se mantuvo en el estado de
Hidalgo y yo en el DF.

Curiosamente en este periodo,  siempre en épocas de vacaciones nos veíamos en nuestro pueblo,
aprovechábamos todo momento para estar juntos, por las tardes nos reuníamos a jugar bolí y bol, por lo general
en  todos los juegos siempre éramos oponentes, de lo contrario el juego no se tornaría interesante.

En una ocasión al terminar un partido de futbol, le comente el gusto por una chica del pueblo, a lo cual me contesto,
es muy linda a  mi también me gusta, en ese momento reflexione y me pregunte,
¿POR QUÉ SERÁ QUE PARA TODO LO QUE YO QUIERO HACER  SIEMPRE ESTA EL DEL OTRO LADO?.

En ese momento por primera ves sentí un rechazo rotundo y una molestia de coraje ante lo que me decía, le
conteste, ¿qué te pasa?, el serenamente como siempre, me contesto, !Nada!...seguimos caminando y después
de días en una noche de lluvia y oscura, porque en nuestra comunidad es muy común que cuando llueve se
vaya la luz, nos encontramos cerca de la casa de la muchacha de la cual habíamos hablado unos
días anterior, a lo cual me plantea, qué te parece si nos pasamos a su casa, le tocamos la ventana y ella que
decida, -le dije, me parece justo, vamos.

Nos saltamos la barda, seguía la lluvia cuando de pronto y repentinamente, nos sentimos caer en el vacio,
cual fue nuestra sorpresa que aterrizamos en un pozo hecho para construir una letrina muy común de nuestra
comunidad, al querer salir nos deslizábamos por sus pareces y por lo mojado todo estaba muy resbaloso, como
quiera que sea y con ayuda mutuo logramos salir con risas y carcajadas, después de algunos años, me invito
a su boda y se casó con la chica que en un principio creo vi y me gusto primero.

Nuestros caminos se tornaron diferentes, yo me quede en México y el vive en Estados Unidos  donde creo se ha
vuelto extremadamente materialista y la competencia dentro de una gran amistad sigue latente.



Salvador López Leal
Jefe del Departamento de Biblioteca y Acervos Documentales.
CREFAL
Gracias a Salvador López Leal por compartir con nosotros algunas de sus
poesías, este Cuento Corto y algunas
fotografías escogidas de El Granjenal