El miércoles 27 de agosto 2014, hicimos un paseo  al Parque: Paul B. Johnson.

Se encuentra a media hora de la casa tomando la 49. Es un enorme y bello lago navegable por
embarcaciones pequeñas, en él es posible acampar y alquilar pequeñas cabañas por varios días.

Tiene una playa muy agradable para bañarse y nadar en agua dulce y templada y es posible
hacer un picnic, cosa que decidimos hacer llevándonos las sillitas y una cavita con algo de comer.

A la entrada, ver foto, es necesario pagar $4.- por carro.
Hay precios más caros para acampar y para entrar con un bote a motor.

Pero la cosa es que cuando nosotros fuimos no había nadie en la puerta quizá por haber sido un
miércoles y no de vacaciones... pero la puerta estaba abierta y no había nadie para cobrar, pero
sí había un letrero que decía más o menos:

- VEA USTED LA TARIFA QUE LE CORRESPONDE
- TOME USTED UN SOBRE (había un grupito de sobres bien acomodaditos)
- PONGA EN ÉL EN  EFECTIVO EL MONTO CORRESPONDIENTE AL SERVICIO QUE DESEA.
- DESGLOSE LA PESTAÑA Y DEPOSITE EL SOBRE EN EL "BUZÓN DE HONOR".
- COLOQUE EL TALÓN DESGLOSADO EN EL RETROVISOR DE SU CARRO.

Qué placer tan grande tuvimos de seguir esas instrucciones, tal cual, y entrar luego de pagar.

A la izquierda el talón que tuvimos que poner en el espejo.

Sin más comentarios, mira las fotos que tomamos:
Apenas llegamos se nos acercaron dos ¿patos?.   Creemos que eran pareja.  Compartirtimos nuestras galletas con ellos.    No se fueron más.
Pues repetiremos este paseo:
Apenas a media hora de la casa, relajarse,
bañarse y nadar en agua transparente y dulce...
y picniquear sin NINGÚN RUIDO MOLESTO !!!
All photographs: Adolfo Pardo