AL CABALLERO VINO

Caballero, Caballero, Caballero Vino
Preso en tu prisión de vidrio
Escondes tu poder
Transparente y oloroso
Si te sacan de tu prisión
Como el enamorado a la novia
Dejas desnuda el alma

Caballero Vino, Caballero Vino,
¿Por qué?
Haces aflorar las escondidas penas
Haces que griten las alegrías
Haces que escondan las angustias
Sobresaltas los defectos
Exaltas las virtudes

Caballero Vino, Caballero Vino,
¿Por qué?
Al cobarde le das valentía
Y se la quitas cuando te vas
No dejas que se engañen
Y nos muestras la verdad
A veces triste realidad

Caballero Vino, Caballero Vino,
¿Quién te dio ese poder?
Para dejar desnuda el alma
Para mitigar las penas
Para celebrar las alegrías
Para esconder las angustias
Para darnos calor en las noches frías

Caballero Vino, Caballero Vino
Quien te deja libre por primera vez
No conoce tu poder
Ni el placer que das cuando en sus manos te tiene
De ser prisionero, carcelero te vuelves
Tu libertador queda preso
de tu transparencia, tu aroma y tu poder

Salud por ti!
Por hacerme olvidar las penas
Por hacerme disfrutar las alegrias
Por esconder mis angustias
Me atrapaste
Hasta cada día
Caballero Vino !


19. Junio. 1962.                         Gregorio.
Hola Miguel Adolfo,

No sé, a fines del mes pasado o a principios de este,
Miguelito González del Río nos envió un a-mail con
un elogio al vino.

Vino a mi memoria una fecha: 19 de Junio de 1962,
estaba en Monterrey, México, ya de vacaciones, solo,
triste y abandonado, pues mis amigos y compañeros,
todos oriundos de otros estados, ya habían fugado
a sus hogares.

Me pegué una tranca que hizo época en Monterrey,
por todas las locuras que hice, desde las 10 PM del
18 de Junio y, nadie sabía ¿por qué?, en ese estado
etílico escribí:

AL VINO

A la hora del almuerzo o antes si quieres, descorcha
una botella de vino tinto y entre copa y copa lee
mi escrito, me costo mucho esfuerzo revivirlo del disco
durísimo de mi memoria.

Un abrazo atrasado por ese cumpleaos.

Un fuerte abrazo,     Goyo
De la inspiración etílica de Gregorio Durand...
pero tiene su fondo profundo...  hay que leerlo.