.
A.D.A.
ALCANCÍA de DIABLURAS y ANÉCDOTAS
Abrimos esta sección  A.D.A. para dar cabida a
esa anécdota que tú tienes por ahí y que a
veces cuentas en las reuniones ...!
Lee las primeras recibidas.
PROTAGONISTA y AUTOR: Gregorio Durand


El 21 de junio de 1957 hacíamos cola para confesarnos antes de la misa, el que se estaba confesando, llevaba
como media  hora y no había signos de que terminase, yo cansado no tuve mejor idea que sentarme en el
confesionario del arco siguiente, de esos confesionarios que eran como unos cuartitos.

No bien me senté y alguien tocó a la ventanita de uno de los lados, yo pensé que era
uno del colegio que me había visto y que estaba de broma, abrí la ventanita y dije:
"Ave María purisima", una voz de mujer me respondió: "Sin pecado concebida"

Ay carajo, me jodi, pensé, pero seguí: dígame ¿De qué se acusa?. La mujer me respondió: De haber
dejado en ayunas a mi gato por tres días en castigo por haberse comido a mi canario.

Proterva su crueldad con un animal indefenso! Le estallé en el confesionario.
Maligna vuestra actitud provocando a propósito el instinto del animal.
Perversa y vil vuestra actitud al castigar a un ser que no distingue el bien del mal.
Castigo desmedido, cruento, excesivo y atroz...

Así deberá ser la penitencia que se le imponga: Rece usted tres rosarios completos, incluidas las
jaculatorias, desde hoy hasta el Sábado, el Domingo en la misa de las 9, ingresará, !de rodillas! por el
pasillo central, desde el fondo de la iglesia hasta el comulgatorio, voceando su pecado en voz alta.
Ahora rece el Yo Pecador y haga el acto de Contrición para que le sean perdonados sus pecados...
y cerré la ventanilla.

Esperé cinco minutos y salí, la vieja esperaba arrodillada en una de las bancas
de la nave central. Me identificó. Al día siguiente, Javicho Ferrer, nuestro
Subprefecto, esperaba en posición de descanso, apoyado el codo del brazo
derecho en la mano izquierda, el mentón sobre la mano derecha y el dedo índice cerrando la
boca y... junto a la nariz, a su lado !la vieja!

Yo media vuelta y al coro, esto duró todo el resto de la semana, al Lunes siguiente,
olvidado por mi el incidente, entré campante a misa, la vieja no estaba junto a
Javicho, estaba más atrás, me señaló. Ubicado el delincuente, Javicho me espero
en el pasillo de salida, me entregó un sobre con la correspondiente papeleta.
Sólo me dijo: Tu madre ya sabe el motivo, razón y circunstancia de tus forzosas vacaciones.
PROTAGONISTA: Fico Salmón .   AUTOR: Anónimo

No recuerdo el año, sólo el hecho. Nos hallábamos en el Paraninfo y el Padre Durand estaba pasando
unos  slides de las misiones de los Jesuítas en el Alto Marañón. Durand muy entusiasmado iba reconociendo
a los distintos misioneros jesuítas, los señalaba con un puntero y decía su nombre.

En una de esas se hizo un silencio y se oyó a gritos desde atras: ¿Y el calvo del puntero quién es?
Durand, sin dudar ni un segundo y sin mirar, gritó:  !Salmón, fuera!
PROTAGONISTA: Desconocido.    AUTOR: Gregorio Durand
¿Se acuerdan ustedes de las sillas donde se sentaban los profesores, esas con respaldo en arco
y con el asiento de esterilla? ¿Se acuerdan ustedes que había un responsable de borrar la pizarra al
terminar la clase?   Bueno un día equis el dicho responsable, después de borrar lo que había en la pizarra,
con la mota,  talqueó la esterilla en el asiento y en el espaldar, luego se fue al recreo.

Cuando regresamos del recreo y el padre Subprefecto se sentó, la sotana negra,
quedó con un círculo relleno de cuadritos en el trasero y en la espalda, lo mismo le
pasó  al  maestrillo profesor del curso. Risas disimuladas y dos sotanas
cuadriculadas.  Nunca nadie supo quien fue, por lo menos yo no me enteré.
PROTAGONISTAS: Carlos Collantes - Adolfo Pardo
AUTOR: Adolfo Pardo
(sin permiso de Carlos, por ahora)

No recuerdo el año (hacia 1956), pero Carlos tenía una chica de la cual estaba
prendado a más no poder. A mí me gustaba tocar el piano y componer canciones.
Había yo hecho una canción que se hizo famosa entre los amigos, se llamaba MIMA.

Carlos me pidió que componga una para su chica y yo lo hice. Nunca supe que opinó
ella de la canción, lo que sí sé es que Carlos NO se casó  con ella. La canción
comenzaba diciendo:  ...

Y que largos son los días... cuando tú no estas aquí...y que
tristes son las noches, sólo pensando en ti...... etc.  ¿
Te acuerdas Carlitos?
PROTAGONISTAS: Fico Salmón - Adolfo Pardo

AUTOR: Adolfo Pardo
(sin permiso de Fico, por ahora)
Fico y yo éramos entrañables amigos, y de hecho seguimos siéndolo. Su papá que era el
Comandante General de la Flotilla de Submarinos del Perú
nos invito una vez a hacer unas maniobras en un submarino.
Fue un día realmente inolvidable en nuestra mente.

Luego, nos entregaron un diploma que decia nuestro nombre y el titulo de
"SUBMARINISTA HONORARIO"   ¿Te acuerdas Fico?