Hospital de la Santa Creu i Sant Pau
El Hospital de Sant Pau (Hospital de la Santa Creu i de Sant Pau - Hospital de la Santa Cruz y San Pablo)
está situado en Barcelona (España),proyectado por el arquitecto Lluís Domenech i Montaner, uno de los
principales representantes del modernismo catalán. Con su edificio principal y sus numerosos pabellones,
el Hospital de Sant Pau es uno de los conjuntos más grandes de la
arquitectura modernista catalana
Hospital de Sant Pau
El Hospital se fundó en 1401, por la fusión de seis hospitales que por aquel entonces existían en Barcelona y que a raiz de la
peste de 1348 y la crisis demográfica posterior entraron en una profunda crisis económica. El nombre de la nueva institución fue
Hospital de la Santa Creu (Hospital de la Santa Cruz).

Situado en el Raval de Barcelona (actualmente el edificio es la sede de la Biblioteca de Catalunya)
el crecimiento urbanístico de la ciudad durante el s.XVIII le rodeó.
La construcción de un nuevo edificio, a principios del s.XIX  que pudo financiarse mediante la donación que había hecho el banquero Pau Gil.
Su construcción se inició en 1902 y se desarrolló a lo largo de 18 años
, durante los cuales las obras quedaron paralizadas por falta de medios
Fotos: Adolfo Pardo   Mayo 2008
El conjunto fue terminado en el año 1930.
Para respetar la voluntad del mecenas, se añadió su nombre
Pau (Pablo) al del hospital, el cual a partir de entonces
se llamó
Hospital de la Santa Creu i Sant Pau,
si bien en la actualidad se le conoce por
Hospital de Sant Pau.
El conjunto fue proyectado para ocupar una superficie de 9 manzanas del
Ensanche (en catalán Eixample), en un cuadrado de 300 por 300 metros.

Consta de un edificio principal dedicado a la administración, y de 27
pabellones en los que se desarrollan las tareas médicas y de enfermería.
Todos los edificios están unidos mediante
galerías
subterráneas, aptas para el traslado
de enfermos. Las instalaciones técnicas se
encuentran al aire libre, para facilitar su
mantenimiento.

El arquitecto Domenech tuvo varios artistas que
colaboraron con él en el proyecto. Los
principales fueron Pablo Gargallo y Eusebi
Arnau, que realizaron las
numerosas esculturas del conjunto, Francesc
Labarta,
quien diseñó las pinturas y mosaicos, y Josep
Perpinyá,
que se hizo cargo de los elementos de hierro
forjado.

Con el paso del tiempo la
necesidad de
ampliación
ha
vuelto a ponerse de manifiesto, tanto por el
número de pacientes, como por los avances
tecnológicos de la
medicina y por la creciente actividad docente,
ya que el hospital tiene hoy en día carácter
universitario.

Actualmente se han iniciado las obras para un
nuevo
gran edificio, que se construye en uno de los
extremos
del cuadrado ocupado por el actual conjunto.

Subsiste el interrogante de qué utilidad va a
darse a los edificios históricos declarados por
la UNESCO
Patrimonio de la Humanidad
Entre todos los edificios destaca el principal, de la administración, al que se
accede por una amplia escalinata. A ambos lados se encuentran las salas de
la biblioteca y de la secretaría. En un espacio separado se encuentra la iglesia,
que resulta impresionante. Sin embargo, los pabellones son también de gran interés,
especialmente por que cada uno de ellos es diferente de los demás.
Al caminar por las instalaciones se ven pacientes.
En la foto de la derecha se ven dos de ellos
dentro del pabellón.
El ambiente es excelente y las instalaciones
gozan de excelente reputación en Barcelona
Desde dentro del hospital se puede ver al fondo la Iglesia de La Sagrada Familia de Gaudi en plenos trabajos de construcción