LA ESPERA

Cada minuto que pasa
es un minuto menos para tu llegada..
Cada hora que transcurre
es un siglo de ausencia mientras tu no llegas.

Cada llamada, un susto, cada paso, cada golpe,
eres tú que te acercas y desapareces.
Eres tú, yo te veo... pero no es la hora,
es aún temprano para verte mia.

Pero los minutos corren
y las horas pasan
y el momento llega.
Y tú te apareces con tibia sonrisa,
y te siento mia por un corto rato.

Y mientras te vuelves
comienza la espera para un nuevo dia.


Adolfo Pardo
Lima - Perú 1959