Caracas, 20 de Febrero, 2001
Carta dirigida al  Opa  Pancho


Papá:

Esta es una carta sin duda un poco extraña ya que no sé exactamente dónde la estarás
leyendo, pero sí se con exactitud que Dani, Stefan, Kristin, Uti, Erika y Jordi, la leerán y
me puedo imaginar bastante bien dónde y cómo la leeran.

En una fecha como hoy, hacen sesenta y un años, allá por 1940, seguramente estabas
inquieto y mirabas a la mamá con ilusión y nervio al mismo tiempo... el médico ya les
había anunciado que en esos próximos días nacería tu primer hijo... tú tenías ya 32
años y en ese momento no sabías si sería un varón o no. Por fin el Martes 27, allá en
Arequipa nací yo...

Es posible que en ese momento, entre tantas emociones, pensaste que tu apellido
Pardo estaría teniendo continuidad... y así fue.

Seguramente recuerdas cuando en Lima, el 22 de Agosto de 1967, Uti nos regaló a
Stefan, ¿te acuerdas? fue todo tan rápido, pesó cuatro kilos y medio... se me hacen
agua los ojos cuando me acuerdo. En ese momento quizá no, pero un poco después no
pude evitar de pensar que tu apellido Pardo estaba así teniendo continuidad.

Bueno papá, ahí donde estés, te tengo una buena noticia:

Hoy 20 de Febrero me acabo de enterar que Erika y Stefan, después de Alejandra,
estárán trayendo al mundo a un varón. Nacerá por ahí por los primeros días de Julio...
será tranquilo y reposado como su abuela Uti y como su mamá Erika y será inteligente
como su papá Stefan y como tú y así se convertirá, papá, en tu primer biznieto varón.

Por eso creo que es una buena noticia para ti y me apresuro a dártela. Cuando veas a
la mamá cuéntale, seguramente la hará llorar de felicidad, como a mí.

Te dejo ahora para que disfrutes de la noticia y yo me voy, a seguir viviendo feliz.

Adolfo