Mathias está aprendiendo a jugar
fútbol, le gusta y tiene condiciones.
Barcelona, mayo 2017
Fotos: Adolfo
Pardo